Para los que nos han tildado alguna vez de Loco, es un buen reclamo mencionar la canción de Ketama, que fue tarareada por millones de personas en su momento.

No estamos locos
que sabemos lo que queremos
vive la vida
igual que si fuera un sueño
pero que nunca termina
que se pierde con el tiempo
y buscaré, oye, pero buscaré

Se trata de saber lo que uno quiere y vivir la vida, como si fuera un sueño.

La esencia de Loc@ la encontramos en su doble definición:

– [persona] Que tiene trastornadas o perturbadas las facultades mentales.

– [persona] Que tiene poco juicio o se comporta de forma disparatada, imprudente o temeraria, sin pensar en las consecuencias.

Si nos atenemos a la primera definición cabría preguntarse ¿Quién decide que tengo trastornadas o perturbadas mis facultades mentales? ¿Existe alguien con el juicio suficiente para definir que mis facultades mentales no están en sus cabales?

Pero sobre todo de la segunda me agarro a lo que dice para contrarrestarlo:

  • Que tiene poco juicio: Si de esto se nos acusa para estar loco, durante muchas etapas de nuestra vida tenemos poco juicio o un juicio confuso, por lo que podríamos decir que en muchos momentos de nuestra existencia somos o actuamos como locos
  • Que se comporta de forma disparata: Sin duda el señor catedrático de la lengua no ha tenido una juventud muy “loca”. Una de las cosas que solemos disfrutar con las personas que nos quieren, amigos o familia, es vivir momentos disparatados, por lo que en esos momentos somos unos Locos
  • Imprudente o temerario: Así es, muchas veces nos comportamos de manera imprudente. Porque si fuéramos prudentes todo el rato la vida sería muy aburrida. Montar un negocio es ser un imprudente, tener hijos es una imprudencia muy temeraria y que afecta a la salud, incluso tener pareja es un acto de absoluta imprudencia. Por eso la historia de la humanidad se ha configurado con actos imprudente
  • Sin pensar en las consecuencias: ¿Te imaginas actuar sin pensar en las consecuencias? Aunque parezca un acto de locura, muchos lo tildan de valentía, e incluso audacia, que son dos palabras más positivas. Un loco audaz anda suelto cuando actúa sin pensar en las consecuencias

Para nosotros los locos intentamos aferrarnos a otra realidad diferente y alternativa. Adaptada a lo que nos hace sentir bien a nosotros, y a los demás. Si, pensamos en los que nos rodean, porque si no lo hiciéramos seriamos unos “locos peligrosos”. Por eso creemos que existe una manera distinta de afrontar las adversidades y los sinsentidos de la vida, sin tener que dramatizar o pensar en las consecuencias, y eso nos hace comportarnos de manera disparatada.

Y es que un loco es alguien que tiene Miedo. Miedo al dolor emocional, a sufrir, a que le hagan daño, por eso se inventa algo donde el dolor y el sufrimiento no existe, y donde el placer y la risa recorre la existencia de las personas.

Y en Hudipro conocemos a muchos Locos maravillosos, que son aquellos que nos hacen disfrutar, reír, emocionarnos, pasarlo bien y divertimos. Son nuestros locos que colaboran con nosotros, y que contagian a nuestros clientes, que se atreven a hacer cosas con nosotros imprudentes y temerarios. Por eso los queremos y nos lo pasamos tan bien.

Y como no recordar la canción de Ketama viendo su actuación (que recuerdos).